El tocado de novia de Tamara es una de las piezas que demuestran que ‘el algo azul’ se puede integrar en el tocado. Con flores de distintos tonos de azul y blanco, y con hojas doradas, se consigue este perfecto tocado para un recogido en trenza.

Un tocado de novia que integra el ‘algo azul’

Tamara me contactó con la idea de realizar un tocado sencillo para un peinado en trenza. La idea era crear un efecto de semi corona con pistilos y flores de porcelana en tonos azules.

En un primer momento, realizamos un primer boceto y una prueba de colores para encontrar los tonos adecuados. En este caso, Tamara quería combinar el tocado de novia con el color de los zapatos. De este modo, se optó por un azulado muy clarito, uno intermedio y pequeñas flores de un azul intenso.

tocado de novia

Por otro lado, para las hojas nos decantamos por un dorado con mucha luminosidad para romper con el cromatismo azul. Todo ello, con flores blancas y pequeños ramilletes de pistilos a lo largo de todo el tocado.

Una vez realizadas las piezas, el montaje del tocado se concibió en forma de semi corona. Esto es, englobando de parte a parte el peinado, con una estructura más fina en los extremos y más gruesa en el centro. Así, se enmarcaba perfectamente el comienzo del peinado: una trenza semi desecha que caía a lo largo del escote de la espalda. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *